Posteado por: MAQAD | 27 agosto 2009

“La Salud y los Amores”

LA SALUD Y LOS AMORES

Sufrir de amores” lejos de ser una cuestión romántica es, en muchos casos, una forma patológica de relación emocional conocida como “Síndrome de Amar Demasiado” en la formulación de la terapeuta norteamericana R. Norwood.

El síndrome de amar demasiado está constituido por un conjunto de ideas, sentimientos y conductas que conforman un patrón emocional adquirido hace tiempo que se ha vuelto inconsciente y, aunque se presenta en todo tipo de personas, afecta y condiciona mayoritariamente a las mujeres, tanto por razones biológicas como culturales.

Este Síndrome es considerado una enfermedad, entendida ésta como “cualquier desviación de la salud con un conjunto específico y progresivo de síntomas identificables en sus víctimas, que pueden reaccionar a formas específicas de tratamiento” (Robin Norwood)

Se trata de una enfermedad adictiva que produce mucho dolor emocional a la mujer que la padece, quien vive en una permanente ansiedad que sólo se calma cuando su hombre le dedica atención. Ello comporta funestas consecuencias para la relación de pareja pues convierte al hombre en la diana de una compulsiva necesidad de control y manipulación, un asedio sutil y continuado con el que la mujer, en muchas ocasiones, intenta cambiarle para convertirlo, gracias a su amor, en “ese hombre maravilloso que lleva dentro”; en el hombre de sus sueños.

Las mujeres que aman demasiado se encuentran inmersas en una paradoja que no alcanzan a comprender, pues por un lado toda nuestra cultura fomenta esta forma adictiva de enamoramiento y, de otra parte, la mujer que sigue este modelo de protagonista arrebatadamente entregada, sacrificadamente atenta siempre a las necesidades de su hombre, esta mujer no recibe a cambio lo que espera: un amor correspondido de la misma categoría e intensidad por parte de él; antes al contrario, la relación le produce mucho sufrimiento porque él con frecuencia no está emocionalmente presente para ella y, en ocasiones, puede llegar a ser muy desconsiderado e incluso agresivo.

Ante esta situación, que o bien permanece en el tiempo o se repite en diferentes relaciones, la mujer aquejada del síndrome de amar demasiado tiene una reacción típica: concluye que ella es responsable, incluso culpable, de la conducta de su pareja (pues considera que no está a la altura, que no está haciendo lo suficiente por la relación ..) y entonces sigue esforzándose más y más, dando y exigiendo, hasta quedar atrapada en un ciclo emocional obsesivo. Ya carece de toda autonomía emocional. Es literalmente adicta a esa relación que podría llegar a ser muy destructiva.

Este tipo de adicción derivada del “Síndrome de Amar Demasiado” encuentra su recuperación en el Programa específico de Diez pasos diseñado por Robin Norwood, que desarrolla la Asociación MAQAD, en Grupos de Autoayuda anónimos y gratuitos, y mediante el cual las mujeres comienzan el aprendizaje para restaurar su autoestima y adquirir autonomía emocional.

Asociación MAQAD


Categorías