Posteado por: MAQAD | 7 octubre 2009

“El Sano Juicio”

9ª Característica de la Mujer Recuperada:


“Valora su propia serenidad por sobre todas las cosas.Todas las luchas, el drama y el caos del pasado han perdido su atracción. Se protege a sí misma, su salud y subienestar”

 

EL SANO JUICIO

En los Programas de Anónimos de Doce Pasos, se dice que las personas dependientes llegan a perder “el sano juicio”.
Durante mucho tiempo, yo he estado convencida de que a pesar de mi mucho sufrimiento y todos los avatares negativos que he vivido como mujer que ama demasiado, no había llegado a perder el sano juicio.

Hace algún tiempo, ante el comentario de una persona que conoce un poco el programa alcancé la comprensión de que yo si que había perdido el sano juicio. Esta persona me había hecho la observación de que el programa no es nada nuevo ni especial, que los planteamientos que propugna son de sentido común y que la mayoría de las personas se comportan así sin necesidad de seguir ningún programa ni tener que reunirse en grupos para hacer cosas normales.

Esta perspectiva de una mujer no codependiente, no afectada emocionalmente por el síndrome de amar demasiado, es decir el comentario de una mujer sana en este aspecto es lo que me despertó e hizo caer la venda de mis ojos. Porque efectivamente cuando estamos sometidas a la tensión emocional que nos provoca la adicción a un ser querido dejamos de pensar, sentir y actuar con normalidad.

Yo me engañaba porque cuando leía …devolvernos el sano juicio, mi mente entendía …devolvernos el juicio. No registraba la palabra sano. Así mi reacción era pensar (y estaba convencida) de que yo no había llegado a perder el juicio, pero resulta que si que había llegado a perder el buen criterio de una persona sana.

Ahora, con perspectiva puedo ver que si que lo había perdido, pues de otro modo no habría cometido los disparates que he llegado a hacer y no habría consentido tal cantidad de situaciones dolorosas y vejatorias que ahora me resultan absolutamente indignas.
He descubierto que para mí, en esta etapa de mi vida, el sano juicio significa sentido común, responsabilidad y prudencia.

El sentido común de no consentir situaciones intolerables, es decir lo que a nadie en su sano juicio se le ocurre permitir. La responsabilidad hacia mi misma, hacia los demás miembros de la familia y hacia la casa de no permitir violencia de ninguna índole ni malos modales, es decir lo que no estamos dispuestos normalmente a aceptar de ningún extraño, y la responsabilidad de proteger la paz y la armonía dentro de mí y en mi entorno personal. Y la prudencia de no tomar decisiones claramente perjudiciales o irreversibles como consecuencia de estar reaccionando bajo la influencia de una tensión emocional derivada de comportamientos improcedentes de otra persona.

De este modo puedo darme cuenta de que mi recuperación incluye recobrar la salud de mi criterio, y yo quiero recuperar completamente la cordura emocional, la que tiene una mujer sana y aún más, quiero adquirir la sabiduría de esa mujer recuperada que nos muestra Robin Norwood en su libro.

Una Mujer (AMAQAD)                                     Grupo Evolución de IBIZA


Categorías