Posteado por: MAQAD | 11 octubre 2009

“Mi primer día de Programa”

Síntoma 13 de la Mujer que Ama Demasiado:
 

“Al verse atraída hacia personas que tienen problemas por resolver, o involucrada en situaciones que son caóticas, inciertas y emocionalmente dolorosas, usted evita concentrarse en su responsabilidad para consigo misma.”

 

Mi primer día de programa

Hoy me uno al grupo y la verdad es que leyendo este síntoma me han venido a la memoria tantas situaciones que me he sentido fuertemente sorprendida a la vez que muy inquieta, puesto que es como si la autora estuviera en mi cabeza, mi corazón, mi piel y supiera en estos momentos lo que pienso y siento.

 Al  meditar sobre el tema, me doy cuenta de que siempre he estado dispuesta a solucinar los problemas de los demás y, en cuanto se me ha pedido alguna cosa, rápidamente he procurado reorganizarme para poder atender a todo antes que a mis cosas.

Esta forma de actuación me crea mucho estrés en algunas ocasiones puesto que soy una persona muy oganizada y planificadora, entonces, si no llego a realizar todo lo propuesto, me altero y lo paso mal.   

Supongo que por mi forma de ser, esta atracción hacia personas que tienen problemas por resolver me ocurre aunque no existan lazos afectivos. De esta manera, cualquier persona que vea tirada en la calle mendigando o bebida me hace sentir mal, sobre todo si es mayor, y quisiera poder ayudarla.

Pero quizá por las prisas o por miedo a que nos puedan hacer alguna fechoria, normalmente pasamos de largo.

Aunque en alguna ocasión he seguido mi impulso y me he comprometido con ese tipo de personas, aun a riesgo de haberme pasado algún percance. La verdad es que no me importó mucho lo que pudiera pasar, al cortrario, mi comportamiento me hizo sentir bien.

Con respecto a mis parejas mi forma de actuar es igual, antepongo sus necesidades y sus gustos a los mios con el añadido de que todo tiene que estar perfecto y pasar por mi control.

El resultado es que uno salió corriendo, otros me engañaban…en fin, un desastre.

Al final, yo que no quiero estar sola, soy abandonada quedándome abatida y muy triste sin saber muy bien por qué ocurre y qué es lo que salió mal, o mejor dicho, qué es lo que no funciona en mi cabeza.  

Una Mujer AMAQAD de Valencia                                                   Octubre 2009     
 

Categorías