Posteado por: MAQAD | 9 enero 2010

“Mi proceso ante los Doce Pasos”

Sobre los 12 de Pasos de Anónimos

 

 “Mi proceso ante los 12 Pasos”

En mi primer encuentro con un Programa de Anónimos, hace ya más de una década, fue inevitable para mí dar de bruces con el 1er Paso “aceptar que no tenía poder sobre y para…” 

Llevaba toda mi vida queriendo cambiar cosas y luchando contra corrientes que eran mucho más poderosas que yo.

Pero claro, la consecuencia de esta aceptación supuso que tenía que abandonar mi lucha, mis esfuerzos y desprenderme de lo que hasta ese momento había considerado “mi” responsabilidad y “mi” obligación por resolver esos asuntos, y de modo muy especial por “salvar” a una persona de su propia autodestrucción.

Esto me llevó directamente al 3º Paso, “encomendar mi voluntad y mi vida al cuidado de un Poder Superior…”

Aquí me rendí, abandoné mi lucha estéril que estaba desgastando inútilmente mi vida desde hacía muchos años. Y realicé eso que nuestra cultura cristiana expresa en una oración diciendo: …hágase tu voluntad…, o que se puede decir que pertenece al Destino.

Más adelante, cuando pude tener una visión un poco más amplia, salí de mi obsesión y enfoqué mi mirada hacia mi propia vida. Entonces fue inevitable tropezar con el 4º Paso, “hicimos un sincero y minucioso examen de nosotros mismos…”

Pero aún así, antes de embarcarme en esta gran, inevitable y fabulosa tarea, otro paso llamó poderosamente mi atención. Era el 8º Paso ,“Hicimos una lista de todas las personas a las que habíamos hecho daño….

Queridas compañeras este Paso me trajo la conciencia de haber hecho daño a un hombre que había sido mi pareja. Tiempo después, cuando llegué a este Programa, he comprendido por qué sucedió aquello, me lo ha explicado la Característica 15 de la Mujer que Ama Demasiado, “No la atraen los hombres que son amables, estables, confiables que se interesan por usted…”

Abandoné a este hombre que era bueno conmigo, que me respetaba y él no pudo entenderlo.

Bastantes años después reparé lo que pude, explicándole como pude. Hoy conservamos el afecto mutuo y no siento ninguna culpabilidad.

Y ahora, en estos momentos de mi vida, el Paso que me ocupa completamente –y ello no significa ni mucho menos que ya tenga realizados todos los anteriores- es el Paso número 12 aplicado a nuestro Programa de Recuperación.

Estoy volcada en “llevar el mensaje a otras… mujeres para que puedan eliminar las causas de su sufrimiento en materia de relaciones y encontrar una nueva manera de vivir sus amores.

 

Una mujer que se está recuperando de amar demasiado.

Ibiza, Diciembre 2009

 

 

 

 


Categorías