Posteado por: MAQAD | 13 febrero 2010

“No podía creer que yo estuviese haciendo eso”

Paso 2

  “Haga que su recuperación sea la primera prioridad en su vida”

 

“No podía creer que yo estuviese haciendo eso”

Algo que me parecía realmente imposible, la verdad… pero empecé a hacerlo y parece que el Universo me daba las soluciones a muchas cosas.

Comencé por no contestar a las llamadas del hombre que me hace sufrir, continué por no responder a sus sms (tan solo a uno para aclararle que soy como soy y que si me quiere bien y si no, también) y a poner su email en el correo no deseado que, aunque siempre lo miro, la frase “correo no deseado” tiene un poder increíble para recordarme que ya no deseo saber nada de él.

Realmente no podía creer que yo estuviese haciendo eso! En otro momento le hubiese contestado que tenía razón para no perderle, pero me dije a mí misma ¿Para qué quieres algo malo en tu vida cuando sin él estarías mejor?

¿Por qué gastas tanta energía en preparar deliciosas cenas, en ir a la peluquería para él, en depilarte, en comprar ropa interior para gustarle, en mandar al niño pronto a la cama para que no moleste, en gastar dinero?… porque para él es muy fácil llegar y tener una deliciosa cena, una mujer guapa y con la que tener sexo ¿y acaso pone algo de su parte?… Pues no! No hace nada y yo hago demasiado y lo peor, es que no lo hago por mí misma, lo hago para gustarle y para que me quiera.

Pero… las cosas no son tan fáciles y me lo encontré y vino hacia mí entre el gentío y me dijo algo, pero le ignoré (no se ni lo que me dijo, la verdad) y como caída del cielo, se acercó una amiga que me cogió de la mano y me llevó con ella. Al rato, él se fue con otra, siempre lo hace, pero esa vez, no me dolió y seguí disfrutando de la noche.

A diferencia de hace unas semanas en las que salí, pero no para disfrutar, era para verle y ese día, me gaste 200 € en un vestido, ropa interior, en peluquería y en unas uñas postizas, además de una niñera. Todo para gustarle y ahora me digo a mi misma: Pero si a ti no te hace falta nada de eso para gustar a nadie ¡Con que te gustes a ti misma, basta! y cuando te compres cosas hazlo porque a ti te gusta y te apetece.

Hace dos semanas, la primera vez que asistí a la reunión de la asociación, salí con energías renovadas pero en los días siguientes empecé a encontrarme mal, muy mal y empecé a escuchar a mi cuerpo y encontré las razones. Y de esa forma, me di cuenta de que me he pasado la vida cuidando de los demás y haber tenido la oportunidad de estar sola y cuidarme a mí misma… Primero con mis padres, después con mi primer marido, después mis hijos, me separé pero me hice cargo sola de ellos, después otra pareja, me volví a separar y continúe con mis hijos, pero sola… nunca.

Y sea por lo que sea, tengo una enfermedad física que es curable, pero he de operarme y he de cuidarme y pensé que lo que necesitaba, era estar con mi mejor amiga, es decir conmigo misma y que el Universo ponía ante mí esa oportunidad y no la quiero dejar pasar.

Esta enfermedad me ha hecho cuestionarme cosas y tomar una decisión muy importante y es que estoy agotada de hacerlo todo sola. El padre de mis hijos ha de responsabilizase también de ellos, así que la decisión está tomada y no hay vuelta atrás, superados los miedos y el dolor, ellos vivirán con él durante una temporada.

Y como todo viene rodado, en la última reunión, una de mis compañeras, a la que mando un besito desde aquí, expuso lo que supuso para ella volver a encontrarse con su ex marido y eso me dio que pensar y ponerme en su situación ¿Qué voy a hacer y cómo voy a actuar cuando le vuelva a ver? y he decidido que no he de actuar, que quiero sentirme bien, que quiero ser educada con él si me habla, porque he decidido no estar enfadada. Pero… que él haga su camino y yo el mío.

Antes no me hubiese molestado en escribir esto, pero estoy tan comprometida conmigo misma que me ha apetecido compartirlo con vosotras y me siento tan a gusto a vuestro lado cada sábado… tan comprendida, tan querida y apoyada que ya no concibo mi vida sin asistir a esas reuniones y estar a vuestro lado.

Una mujer que ha comenzado su recuperación. Ibiza, Febrero 2010


Categorías