Posteado por: MAQAD | 19 agosto 2010

“Estoy dando pequeños pasos”

4º Característica de la mujer recuperada

“Atesorar nuestros logros”

 

Estoy dando pequeños pasos”

Poco a poco mi mayor tesoro y mayor logro es conseguir que yo sea mi prioridad en la vida, estoy dando pequeños pasos en ese aspecto y esforzándome porque cada paso que dé adelante se mantenga, no ir hacia atrás.
 
Mi vida cotidiana intento organizarla en función de lo que yo ahora necesito, no de lo que quiero o quise y que no tengo. Eso es lo que más decepciones y angustias me ha acarreado siempre, pensar más allá de lo que es la realidad, no pararme a pensar ¿Cuál es mi situación actual? ¿Hasta dónde puedo llegar? ¿Qué necesito para sentirme en paz y tranquila conmigo misma?

Normalmente, por mi carácter impulsivo, hacía cosas sin pensar en las consecuencias, ahora por lo menos me paro a pensar y entonces tomo la decisión.  Aunque me equivoque, lo que me satisface es haber pensado antes en lo que es mejor para mí.

Ya puedo levantarme cada día y pensar en lo que voy a hacer por mí, no en las estrategias que voy a seguir para estar con mi pareja o para conseguir esto o lo otro. Eso sólo lleva desesperación y desasosiego, y no quiero sentirlo más.

Creo que he conseguido aceptar un poco que las cosas son como son, no como yo quiero que sean. Esto me inspira tranquilidad y me permite disfrutar de lo que tengo esté o no con él.

Antes me sentía desgraciada por cada segundo que no pasaba con él y eso no me permitía disfrutar de nada más.

Pensar que eres desgraciada por algo que no depende de ti es un sentimiento que te bloquea para poder realizar el resto de las cosas.

Ahora no quiero pensar más que soy desgraciada, sino que tengo mucha suerte por tener la gente que tengo a mi lado y que sólo siendo feliz, podré hacer feliz a los demás. 

Estoy concienciándome de todos estos pensamientos y poniéndolos en práctica poquito a poco porque, al hacerlo, el resultado es tan bueno que te sientes bien. Es una nueva experiencia que te anima a conservar la actitud y a esforzarte por continuar, sobre todo al sentir que la tranquilidad te da muchas más ventajas que los estados de inestabilidad, angustia, zozobra o bloqueo.

Una mujer de Valencia practicando poquito a poco

Febrero 2010
 


Categorías