Posteado por: MAQAD | 19 agosto 2010

“Vale la pena vivir la Vida”

4º Característica de la mujer recuperada

Sólo:

“Atesorar nuestros logros”

 

“Vale la pena vivir la Vida”

Durante mis 47 primaveras de existencia he vivido muchas situaciones de las cuales me he tenido que sobreponer, pero mi percepción de todo ello, mis recuerdos, más que considerarlo un logro, lo percibo como parte del transcurso de la vida. 

MIS LOGROS:

Perteneciendo a una familia muy disfuncional por parte de mis dos progenitores, sin el cariño de mi verdadera madre, considero un logro el haber conseguido no caer en la tentación de consumir drogas, alcohol, etc.

Haber mantenido mi alma cálida e inocente, sin rencores ni durezas hacia las personas que consciente o inconscientemente me agredieron emocionalmente.

Sobreponerme de mi separación, sin trabajo, sin casa propia, etc., sacando fuerzas de donde una piensa que ya no quedan, para empezar de cero una nueva vida, SOLA Y ASUSTADA.

Comenzar de nuevo a estudiar, con la poca motivación que se puede tener en esos momentos, consiguiendo la titulación y obteniendo un buen trabajo que me ha permitido vivir tranquila sin depender de nadie en el transcurso de mi vida durante todos estos años.

Y por supuesto encontrar a la asociación la cual, con sus enseñanzas, me está permitiendo aprender a quererme a mí misma, a no sentirme culpable de todo lo que ocurre a mi alrededor, aprender a poner límites a los que intenten hacerme daño o al menos, si lo hacen, que yo no lo sufra como antes.   

A ser capaz de expresar lo que siento y pienso, para que no vaya haciendo mella en mi interior. Es como desprenderse de una gran losa muy pesada que tenía encima.

A sentirme bien conmigo misma por estar ayudando con mis experiencias y en la medida de mis posibilidades a otras mujeres que lo necesitan, al igual que ellas a su vez me enriquecen a mí y me ayudan con las suyas. DOY LAS GRACIAS POR ELLO.

¿DE QUÉ SOY CAPAZ EN MI VIDA COTIDIANA?

Intento ir paso a paso sin machacarme si no sale bien a la primera.

Acudo al trabajo con alegría, sin dejar que las acciones o palabras de algunas personas que no son de lo más agradables conmigo me afecten en demasía, (lo mejor de todo es que lo voy consiguiendo).

Disfruto de la compañía de mis amistades, familia, considerándome afortunada por ello. Ahora sé que nunca jamás he de dejar que mi vida de pareja se interponga en el resto de mis actividades, ni relaciones.

Disfruto de mi casa, dejando que la serenidad y la tranquilidad se apoderen de ese otro sentimiento que me aterra llamado SOLEDAD.

Me regalo esos rayos de sol que entran por la ventana, ofreciéndome ese calor que hace que te adormezcas sentado en el sillón, al lado del ventanal…, pequeños detalles que en definitiva son la esencia de esta nuestra vida.

NUESTRA VIDA QUE A PESAR DE TODO VALE LA PENA VIVIRLA.

Un beso de una mujer de Valencia que se está recuperando

Febrero 2010


Categorías