Posteado por: MAQAD | 18 enero 2011

Una Mujer de Cataluña

Una Mujer de Cataluña

Antes de ser una mujer que ama demasiado he sido una niña invisible. Una niña ignorada que creció en una familia disfuncional. Aplicada, inteligente, con miedo a ser rechazada y no querida. Las discusiones de mis padres, los malos tratos, el desamor y el dolor generaron en mí una inmensa falta de afecto.

En la adolescencia tuve varios pretendientes pero siempre elegía mal.

A los 14 años conocí al padre de mis hijos. Agresivo, pedante, intolerante, egoísta. Aguanté muchos años por miedo hasta que decidí divorciarme.

Fue duro. Me puso a mis hijos en contra, me culpaba de la ruptura de la familia, me acusaba de tener amantes. Su desprecio e ignorancia podían más que la realidad.

Me volví a casar con un hombre que tenía problemas de alcohol. Me quedé viuda al poco tiempo. He tenido otras relaciones y he estado sola bastante tiempo.

Leí ¨Mujeres que aman demasiado¨ hace nueve años y empecé la fase de recuperación.

Actualmente trabajo en una unidad de psiquiatría, lo que  me ha ayudado a entender que las emociones condicionan nuestra vida a todos los niveles.

Por esta razón es importante quererse mucho y admitir que hay momentos que quizá queremos algo que no nos conviene. Piensa en lo que te conviene y no te hagas daño.

Muchos besos a todas.

Una mujer que ama demasiado en recuperación.
Cataluña, abril 2010.

Categorías