Posteado por: MAQAD | 23 enero 2012

Entregando cada vez más, a cambio de cada vez menos

ENTREGANDO CADA VEZ MÁS, A CAMBIO DE CADA VEZ MENOS

Esta es la  situación en la que desembocan muchas mujeres en su relación de pareja.

En su inmensa necesidad de ser amadas, aman inmensamente .

Estas mujeres aman demasiado, aman de una manera equivocada que les produce mucho sufrimiento y, al mismo tiempo, perjudica la relación.

La lógica emocional de una mujer aquejada del Síndrome de Amar Demasiado (en la formulación de Robin Norwood), le dice que si ella ama mucho, que si se entrega con toda su alma a su hombre, si le cuida y le ayuda a mejorar su vida, él reconocerá cuán maravillosa es y, por ello, la amará rendidamente.

Esta lógica que dice si siembro más y abono más, obtendré más en la cosecha, pronto se revela ineficaz a la mujer que ama demasiado.

Entonces esta mujer interpreta que debe ser culpa de ella que no lo hace suficientemente bien. De modo que busca mil y una formas para hacer más y más por la relación.

Necesita desesperadamente que su hombre le corresponda en la misma medida, tiempo y forma.

Pero el resultado que obtiene es todo lo contrario. Este hombre responde cada vez menos a sus estrategias (a veces disparatadas). De modo que ella intensifica sus esfuerzos; entra así en un ciclo obsesivo.

Este comportamiento típico del Síndrome de Amar Demasiado se debe a que la mujer ya está atrapada en su obsesión de conseguir que ese hombre la ame (no como tal vez sí que la ama), sino como ella sueña.

Amar Demasiado funciona como cualquier otra adicción,  y como otras adicciones puede encontrar su recuperación en un Programa de Grupos de Autoayuda, como el que desarrolla la Asociación MAQAD, de manera gratuita y anónima.

Asociación MAQAD


Categorías