Posteado por: MAQAD | 22 noviembre 2013

LLAMAMIENTO 25 Noviembre ’13

 

25 de NOVIEMBRE

“DÍA INTERNACIONAL DE LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LA MUJER”

Mucho hemos avanzado en nuestra sociedad respecto a la igualdad, derechos y leyes. Y sin duda es mucho lo que aún queda por hacer.

Nos congratulamos de tener instituciones específicas para esta tarea.

No obstante, hoy empezamos a comprender que, sin perjuicio de ser absolutamente intolerables y siempre punibles las conductas violentas, su prevención es tarea de todos. Incluida la propia mujer hasta ahora considerada únicamente como víctima de esta violencia.

Hoy, 25 de Noviembre, “Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer”, conscientes de la seriedad del resultado y efecto de la falta de autonomía emocional que padecen muchas mujeres de diferentes partes del mundo, independientemente de la diversidad cultural, profesión o status social; las mujeres de la Asociación MAQAD queremos aprovechar estas fechas tan señaladas para lanzar un llamamiento a la sociedad en general y en especial a ti, mujer, que puede que estés viviendo una situación de riesgo. Pues es mucho lo que mujeres en recuperación como nosotras hemos aprendido de este patrón destructivo de relacionarnos.

Como miembro de esta sociedad, me alegra hoy tener voz, aunque sé que es mucho lo que nos queda aún por aprender. Porque a veces es más sencillo no ver, cerrar los ojos y no ser consecuente con lo que está pasando. En realidad, no hay tanta diferencia entre un maltrato físico y otro tipo de comportamientos que, aunque de menor grado, se aceptan socialmente. ¡Es más! Desde la sociedad se toleran y promueven muchos de estos comportamientos. Pues la violencia hacia la mujer no sólo se identifica con los malos tratos, está en todas partes! La historia… las revistas… las películas…Es no permitir a la mujer ser como es.

Se percibe una falta de conciencia e información; y en ocasiones la sensación final es “¡Sálvese quien pueda!”.

La sociedad somos todos, y la hacemos todos de una manera activa o pasiva.

Hoy me pregunto, ¿qué hago yo por esta sociedad? Porque en realidad, el verdadero trabajo empieza por uno mismo.

Quiero participar en mi vida como algo ACTIVO.Y por eso escojo un cambio de conciencia desde lo obvio y una revisión de valores.

Es muy difícil hacer entender a tus familiares y amigos cómo una persona que reúne tantas características insanas y destructivas puede despertar en ti deseos de amor y protección.

Y tú, al igual que ellos,te preguntarás…

¿Por qué, mujer, has aguantado tanto tiempo en una relación de pareja con una persona que te ha maltratado, que no te ha tratado con respeto ni consideración?

¿Cómo has podido permanecer voluntariamente en una relación de pareja tan destructiva?

¿Por qué no escuchaste las alarmas evidentes de que aquello no iba a funcionar y no era bueno para ti?

¿Cómo entender lo que ocurre realmente dentro de la mente y el corazón de quien viene soportando la violencia sistemática física o psicológica de su pareja para que su instinto de protección y supervivencia no funcione, y una vez tras otra soporte todo tipo de vejaciones y comportamientos abusivos?

¿Cómo sentir compasión por alguien que puede perdonar, retirar denuncias y seguir enamorado de quien a primera instancia es el motivo principal e indiscutible de su sufrimiento?

Me hago cargo de lo difícil que es entenderlo… Y por eso hoy, quiero utilizar esa confusión, impotencia y enfado… como motivación para decirle a mi familia, mis hijos, mis amigos, mis vecinos, mis conocidos y a la sociedad en general

¡GRACIAS!

Gracias por tu comprensión, por tu paciencia, por no juzgarme, por no culpabilizarme, por estar ahí, por ser consciente de tus sentimientos y actuar en consecuencia de ellos, por dejar de imponer modelos sobre lo que es correcto o incorrecto, sobre lo que es el éxito o el fracaso, por reír, por llorar, por amar sanamente…por entender que no sufro porque quiero, porque sea tonta, ignorante… sino porque estoy enferma, y eso afecta a todas las áreas de mi vida. Por comprender que padezco una dependencia emocional que me lleva a dar cada vez más a cambio de cada vez menos. Somos muchas las que nos equivocamos, a veces peligrosamente, y vivimos con un concepto distorsionado del amor.

Este patrón emocional inconsciente, proviene de una incorrecta percepción y evaluación de las situaciones, tal vez desde la infancia, manifestándose con respuestas emocionales equivocadas especialmente en las relaciones cercanas y, de manera muy particular, en las relaciones de pareja.

Por eso… gracias, por entender que con un correcto tratamiento conseguiré recuperar mi autonomía emocional y con ella mi sano juicio. Y sabré escuchar las alarmas! Y sabré decir NO! Y sabré decir BASTA!! Y con ello te diré lo que me gusta y lo que no me gusta sin miedo. Y me aceptaré tal como soy sin culpas.

Hay un viejo chiste acerca de un miope que ha perdido sus llaves a altas horas de la noche y las está buscando a la luz de un farol callejero. Otra persona llega y se ofrece a ayudarlo a buscarlas, pero le pregunta: “¿Está seguro de que las perdió aquí?” El hombre responde:

“No, pero aquí hay luz”.

Yo, al igual que el hombre del chiste, he buscado lo que faltaba en mi vida, no donde tenía esperanzas de encontrarlo, sino donde me resultaba más fácil buscarlo.

Por eso hoy, mujer, te digo:

No te quedes quieta. Busca ayuda. No te conformes con ser la víctima y busca tu camino para recuperarte y ser la dueña de tu vida. Porque ser irá ese perro, y vendrá otro con el mismo collar. Sé valiente y aborda el miedo, porque el miedo paraliza. No te sientas avergonzada por tu situación, es más común de lo que crees. No olvides por qué estás en esta vida. Intenta recordar, recordar y recordar… y tal vez obtengas algo de claridad. Tú eres perfecta como eres. Quiérete como eres. Hay una solución real a la que puedes optar. Consiste en conocerse realmente. Si estás en una situación de riesgo, sal por patas y háztelo mirar! Ponte en marcha! No estás sola. Hay un gran abanico de posibilidades en la recuperación. Piensa en una escalera e intenta subir cada día un peldaño, aunque luego tengas que bajar tres! Vale la pena! Participa en tu vida como algo ACTIVO y despréndete ya del papel de víctima.

 

Éste es un LLAMAMIENTO A LA AUTOPREVENCIÓN:

Mujer, aunque desconozco tu rostro, el color de tu pelo, tu cultura o profesión, reconozco tu dolor y sé que has pasado la mayor parte de tu vida más en contacto con tu sueño de cómo podría ser tu relación de pareja que con la realidad de tu situación. Debes saber que es posible dejar de sufrir y aprender a amar de una forma más sana, más sabia y más feliz. Asumir la responsabilidad de tu propio bienestar deja en tus manos la posibilidad de serenidad para aceptar las cosas que no puedes cambiar, el valor para cambiar aquellas que sí puedes, y la sabiduría para reconocer la diferencia.

Por eso te propongo que tu recuperación empiece por ti misma, y que aprendas a llenar tu vacío desde dentro, no desde fuera; practicando la disciplina que se requiere para construir tus recursos interiores propios cultivando tu autoestima, reconociendo tus logros y recuperando tu amor propio, tus principios y tus creencias; con el convencimiento de que esta medida de autoprevención te proporcionará las herramientas necesarias para cambiar tu vida sin olvidar jamás que tú eres digna de lo mejor que te puede ofrecer la vida

Asociación MAQAD


Categorías